Centro Nacional de Investigaciones Científicas - 1965

El Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC) es una institución fundada el 1 de julio de 1965.
El proyecto se compone por ahora de dos grandes bloques dedicados a oficinas y laboratorios, unidos por un elemento de ingreso y alineados paralelamente a la calle de acceso. Las condiciones del terreno (apaisado, sin perspectiva, cerrado al frente por la calle y al fondo por una brusca elevación) junto con ciertos reajustes del programa, han limitado el crecimiento inmediato a una segunda franja paralela a la primera, que albergará los comedores, talleres y almacenes. El primer bloque, se trata de una construcción alargada enmascarada por un sistema de “brisesoleil” (una condicional muy estricta del programa era impedir totalmente la entrada directa de sol en los laboratorios), verdaderos remos de hormigón que dan al edificio el aspecto amenazante de una galera turca. Estas formas, al repetirse, crean un ritmo horizontal muy fuerte que aumenta el largo aparente y neutraliza la mejoría en proporciones que, sobre el proyecto inicial, significó el aumento en altura del bloque por el nuevo proyectista. El segundo bloque, está construido con un sistema mixto de columnas y vigas fundidas en el lugar, losas en parte prefabricadas y en parte in situ. La competencia de formas con el primer edificio era muy fuerte, por lo que se apeló a un elemento de transición que correspondería al vestíbulo general y que se convirtió paradójicamente en el foco de la composición: grandes masas curvas de hormigón expuesto trabajadas a escala monumental, con detalles tan complicados y exquisitos que hacen pensar en el masoquismo arquitectónico de crear problemas por el solo gusto de resolverlos.

El resultado es una especie de Town Hall japonés con vitrales coloniales, que contrasta tanto con el, dinamismo gratuito del primer bloque, como con la austeridad (¿provisional?) del segundo.
Es quizás demasiado pronto para valorar la obra (falta por terminar un edificio y por construir la torre de escaleras secundarias que, aunque “esculpida” a la manera del vestíbulo, contribuirá indudablemente a balancear una composición demasiado frontalista) – año 1966- y por otra parte seria injusto ignorar las dificultades de una obra de esta envergadura, donde el arquitecto debió incorporar un proyecto anterior muy caracterizado y donde una serie de imprecisiones lógicas en un programa nuevo para la arquitectura cubana se reflejaron, en cambios repetidos e importantes en la construcción. (Mario Coyula 1966).

Roberto Segre nos habla de la influencia del brutalismo japonés en este edificio, la presencia protagónica de los quiebrasoles curvos, la curva del techo de entrada, sirven para contraponerse a la caja estructural cartesiana que condiciona los espacios interiores de maneras independientes.

Ficha técnica

Nombre de la Obra: Centro Nacional de Investigaciones Científicas. (CNIC)
Ubicación: Ave 25 y 158, Nº 15202. Cubanacan, Playa. La Habana
Inversionista: Dr. Cambé (Director del Centro).
Arquitecto o equipo: Joaquín Galván, Carlos Noyola, Onelia Pairol, Sonia Domínguez, Sergio Ferro, Ignacio González Lines (Proyecto inicial).
Técnicos: Mario Rodríguez, Fernando García Puente, Rafael Díaz Cruz, Lidia Varona, Luís Hernández Morejón, Nelsa Abascal, Gilberto Fundora y Fernando Sánchez
Ingeniero Calculista: Ing. Leonardo Ruiz y Ricardo Queiro.
Pagina web del CNIC: http://www.cnic.edu.cu/

Fuente: Revista Aqruitectura Cuba 336


Ver Arquitectura Cubana - Varios en un mapa más grande
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.