Parque de los Mártires, otras propuestas (V)

El segundo premio fue para el equipo Nº 10

Como hemos visto, la arquitectura cubana puede salir beneficiada de los concursos en general si son bien gestionados, producen buenos resultados, en este caso uno previo para conmemorar la victoria de Girón sirvió para dar continuidad al parque monumento de los mártires. Hoy mostraremos algunas de las propuestas presentadas para este lugar.

El segundo premio fue para el equipo Nº 10, integrado por: Josefina Rebellón, Javier Gutiérrez, Pilar Bustos, Luís Estévez, Pericles Mora. En un análisis de los proyectos ganadores en 1965, Amneris Vergani, colaboradora de la Revista Arquitectura Cuba en aquellos años decía: “La característica principal de este trabajo es la clara utilización, la recorribilidad de los espacios, relacionados entre ellos por el tiempo de la memoria y por elementos de muro que fijan y exteriorizan las etapas de las lucha universitaria. Este tampoco es un monumento a la muerte, sino al devenir; también en este caso (como en el ganador) el empleo de elementos-asombro hace coherentes y oportunos los espacios. Se diferencia del proyecto de Garatti y Consuegra en que los medios son fáciles, ingenuos: el agua expresa pureza y movimiento. Es un símbolo fácilmente perceptible, inmediatamente correspondido por la emoción de la gente. El recorrido del agua cuenta una historia, la misma historia que una mano joven ha trazado sobre la pared detrás de la cascada; una historia que todo el mundo conoce, una historia de hijos, de hermanos, de amigos muertos en aras de la Revolución. Cuenta algo como una balada popular, con palabras que todos pueden comprender, sin misticismo y sin violencia, pero con fuerza. En este sentido el proyecto es más positivo, aunque no culto, no preciso como programa y como proyecto claramente dirigido hacia el futuro.”

Fuente: Revista Arquitectura Cuba 335
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.