Joaquín Weiss in memoriam. (M.V. Zardoya)

El arquitecto Joaquín Emilio Weiss y Sánchez nació en La Habana el 24 de agosto de 1894. Realizó sus estudios de Arquitectura en la Cornell University en Ithaca, Nueva York, donde se graduó en junio de 1916. Trabajó dos años con los arquitectos Walker and Gillete en esa ciudad. Regresó a Cuba y revalida su título en la Universidad de La Habana en enero de 1918. Junto al arquitecto Carlos Maruri funda la firma Maruri y Weiss y más tarde ejerce la profesión individualmente. Entre sus obras se destacan el edificio para la Biblioteca de la Universidad de La Habana y la restauración de la casa en Cuba 64, de mediados del siglo XVIII. Joaquín Weiss fue miembro de la Academia de Artes y Letras, de la Junta Nacional de Arqueología y Etnología, y de la Comisión Nacional de Monumentos. Fue además un entusiasta miembro del Colegio de Arquitectos en el cual ejerció durante un período el cargo de presidente. Su labor docente comenzó en septiembre de 1928 cuando fue nombrado instructor de la Cátedra Q de Historia de la Arquitectura en la Escuela de Ingenieros y Arquitectos y profesor auxiliar de la misma en diciembre de ese año. En agosto de 1929 pasa a ser profesor titular interino al morir Alberto Camacho y en julio de 1930 fue nombrado profesor titular de la Cátedra en la que se desempeñó hasta 1962. Weiss fue Decano de la Facultad de Arquitectura entre 1947 y 1953 y en mayo de 1947 se le otorgó la Medalla de la Facultad de Arquitectura por su excelente labor, y en particular, por la publicación del primer texto cubano de historia de la arquitectura.

Fue el autor del primer compendio de arquitectura cubana del período colonial, Arquitectura cubana colonial, publicado en 1936. Sobre esta materia publica en 1972 La Arquitectura colonial cubana en dos tomos y en 1996 salió a la luz su obra completa sobre la materia que incluye el análisis del siglo XIX, hasta ese momento inédito. Otras obras importantes de este maestro fueron Arquitectura cubana contemporánea (1947), Medio siglo de arquitectura cubana (1950), La arquitectura cubana del siglo XIX (1960), Portadas coloniales de La Habana (1963) y Techos coloniales cubanos (1978). Weiss publicó además gran cantidad de artículos en revistas y periódicos y dictó numerosas conferencias. Es el autor de una monografía sobre la Catedral de La Habana y de otra titulada El rascacielos. Por su destacada trayectoria obtuvo a lo largo de su vida numerosas distinciones y sobre todo el respeto y la admiración de sus compañeros y alumnos por su destacada labor como profesor y estudioso de la arquitectura.

Joaquín Weiss falleció en La Habana el 6 de noviembre de 1968. En 1988, en el XX aniversario de este suceso, se celebró el Coloquio Joaquín Weiss patrocinado por la Facultad de Arquitectura y el CENCREM. En 1992 se le otorgó post mortem el Diploma de Profesor de Profesores de la Facultad de Arquitectura del ISPJAE y en 1994, año del centenario de su nacimiento, se celebró una semana de homenaje a Joaquín Weiss, convocada por la Sección de Diseño Ambiental de la Asociación de Artes Plásticas de la UNEAC.

(Maria Victoria Zardoya. Revista: “Arquitectura y Urbanismo” vol. XXII, 2001)
1 comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.