ALBERTO PRIETO IN MEMORIAM, (I). por Eliana Cardenas

Medalla de oro otorgada al arquitecto Alberto Prieto por el colegio de arquitectos en 1947, peso de 18 gramos, Oro de 14 Kilates y un diametro de 30mm, por el edificio realizado de 20 y 41.

Alberto Prieto Suárez nació en la ciudad de La Habana el 17 de junio de 1901. Comienza a trabajar desde muy temprano y en el curso 1920-1921 ingresa en la Academia Newton, con el propósito de prepararse para los exámenes de ingreso a la Universidad. Allí conoce a Julio Antonio Mella, y la amistad que surge entre ellos ejercerá una influencia positiva en su actitud posterior, al oponerse a la dictadura machadista. Cursa los estudios de arquitectura en la Universidad de La Habana entre 1922 y 1927, obteniendo al graduarse el Premio Arellano y Mendoza, máximo galardón que se otorgaba a la mejor tesis del año. Su labor docente se inicia en 1929, como ayudante del profesor Pedro Martínez Inclán en la cátedra de la Facultad de Arquitectura que comprendía las asignaturas Historia de La Bellas Artes, Historia del ornamento y de la Decoración, y Arquitectura de Ciudades, Parques y Jardines, manteniéndose en ella algo más de treinta años, ocupando también distintos cargos de dirección docente. Junto a Inclán –a quien sustituye a su fallecimiento, desempeñó un papel clave en la reformulación de los contenidos de las asignaturas de la cátedra, logrando transformar el enfoque histórico descriptivo que prevalecía en ellas, por otro más actualizado, en función de los problemas de diseño del momento.

Desde finales de los años treinta ocupó varios cargos en la organización gremial de los arquitectos, entre ellos: Vocal de la Junta Directiva del Colegio Provincial de La Habana y del Nacional durante varios mandatos; miembro de la Comisión de Urbanismo del Colegio Nacional de Arquitectos y presidente de la misma en distintas ocasiones; vicepresidente del Colegio Nacional en 1942 y en 1945, y presidente en el período 1946- 1947, cargos desde los cuales atiende problemas de la ciudad, la construcción y de la profesión, pronunciándose en contra de la especulación de terrenos o en defensa de la preservación del patrimonio construido, a favor del desarrollo de planes de viviendas para la población de pocos recursos, o enfatizando la necesidad de aplicar técnicas y medidas de planificación urbana.

Fue miembro de la Comisión Organizadora del Primer Congreso Panamericano de Atención a los Municipios en 1937; de la Asociación de planificación de Nueva York desde 1938; del Comité Ejecutivo del Patronato de Urbanismo de Cuba desde 1942 y presidente de la Comisión Técnica del mismo. Participó en la redacción de las Ordenanzas de Construcción para la ciudad de La Habana en 1943; fue delegado por Cuba al Séptimo Congreso Panamericano de Arquitectos, celebrado en Lima, Perú, en 1947, y al Octavo realizado en La Habana en 1950.

Unos de los primeros proyectos de Alberto Prieto en 1935, Almacenes Ultra, en Reina nº 109 e/ Rayo y Ángeles, en estilo Art decó

Ubicación en Google earth: http://www.panoramio.com/photo/10562599

Fuente: Eliana Cardenas, Revista de “Arquitectura y urbanismo” pág. 59, Vol . XXII, Nº 1/2001

1 comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.