Vittorio Garatti, Instituto Tecnológico de Suelos y Fertilizantes, 1965 (II)

En Arquitectura y Urbanismo de la Revolución Cubana, Roberto Segre describía así la obra:

Ubicado en la uniforme y horizontal planicie de Güines, el Instituto Tecnológico de Suelos y Fertilizantes, Andre Voisin, diseñado en 1965 por Vitorio Garatti - el edificio como embrión urbanístico - . Existe plena identidad entre la contemporaneidad del enfoque funcional y los recursos materiales utilizados para construir la envoltura formal. ¿Cuál es el objetivo de la obra? Generar en medio del campo un espacio urbano, aplicando los términos repetición, continuidad, interrelación funcional, estándar multiplicado, claridad expresiva de las funciones, todos ellos representativos de los postulados del movimiento moderno. Los canales de circulación y los pórticos prefabricados de hormigón armado constituyen los datos básicos que circunscriben las funciones principales: circulación horizontal, aulas de estudio y dormitorio de los becados. Fuera de ellos quedan jerarquizados los centros de la vida social, puntos de reunión de la actividad escolar, por medio de un límite formal superior, una cubierta que no pretende limitar un espacio rígido, impuesto a las funciones que allí se efectúan, los espacios comunitarios resultan abiertos. A partir del corazón Instituto Tecnológico se distribuyen las unidades de aulas y dormitorios, ligadas entre si por galerías y puentes de conexión, que forman sucesivos cuadriláteros verdes, cuyo valor de espacio cerrado, internamente autónomo, resulta dinamizado en los nudos de unión – o sea, las esquinas – por los diversos flujos de circulación. Es la misma estructura dinámica que comprende toda la escuela en su apertura constate y multiplicable en todas las direcciones. Las formas de los elementos típicos rompen con la rigidez tradicional de las piezas prefabricadas, desbastados los angulos rectos, moldeados los encuentros, la forma arquitectonica acompaña, en su continuo cambio de dirección, la fluidez urbanistica del conjunto, que es fluidez funcional, operativa.

Fuente: Arquitectura y urbanismo de la Revolución cubana, Roberto Segre 1989, (ilustrac. R.Fornes) Editorial: Pueblo y Educación



Artículos relacionados:

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.