Margot del Pozo Seiglie, entre las primeras

La arquitectura cubana, la del caribe y en ella la hecha por mujeres es objeto de estudio y eventos cada cierto tiempo, hoy veremos el Panorama que sobre el tema nos describe Giovanna Rigió una arquitecta dominicana y que apareciera en la revista Periferia, titulado: “Las pioneras: primeras mujeres que practicaron la arquitectura en el Caribe”(1940-1960) . Hoy tomamos prestada la semblanza que dedica a Margot del Pozo y a propósito de lo que en estos días venimos comentado sobre la trayectoria de la misma junto a Vicente Lanz:

Margot del Pozo Seiglie, una de las primeras mujeres que se dedicó a la práctica de la arquitectura en Cuba, ha sido objeto de varios reconocimientos recientemente por su importante y continua labor como proyectista en su país. Nacida en La Habana en 1920; titulada arquitecta en la Universidad de La Habana en el año de 1946, Margot del Pozo tenía 38 años cuando el triunfo de la Revolución y para entonces ya había realizado una obra importante. Casada desde el año de su graduación con su compañero de estudios el también reconocido arquitecto cubano Vicente Lanz, establece en 1948 en asociación con éste y con el arquitecto M. Pizarro la firma PIZARRO, LANZ & DEL POZO, responsable del diseño de más de un centenar de obras de extraordinaria calidad construidas en la década de los años cincuenta principalmente en la ciudad de La Habana.

A partir de 1959 Margot del Pozo empieza su trabajo en varios de los Ministerios de la Construcción del Estado. En la década del sesenta proyectó para las comunidades de San Andrés y Pinar del Río los primeros Internados de Montaña que se construyeron en Cuba, así como también numerosas Escuelas Normales y Círculos Infantiles. En 1968 empieza su trabajo en el campo, una etapa que la arquitecta recuerda con alegría que le permitió viajar y conocer toda la isla, en la que se dedica al diseño y a la construcción de innumerables obras para el sector agropecuario. Fruto de esta experiencia, en 1969 se inauguró en Niña Bonita, Machurucuta su proyecto para la primera vaquería con centro de inseminación artificial de Cuba que más tarde fuera repetido como construcción típica en Viñales, Camagüey, y muchos otros pueblos de la isla.
6 comentarios

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.