Vicente Lanz y Margot del Pozo (IV)

Vicente Lanz y Margot del Pozo, Edificio en 15 y 18, Vedado.

Cuarta parte, de la conversación entre Juan García, Vicente Lanz y Margot del Pozo:

¿Y cuándo ustedes recuerdan haber proyectado algo que fuera ya marcadamente moderno?

—Ahí, en los talleres en tercer año, ahí ya se proyectaba y a nadie se le ocurría hacer algo clásico ni mucho menos, eran proyectos de cierta envergadura...
—Si, no complicados...
—Se empezaba por un puente, un quiosco, después se hacían más complejos, pero nada que ver con los órdenes, nosotros aprendimos a dibujarlos en Dibujo y óyeme había que saber dibujar...

Y en obras de referencia que se estuvieran construyendo, viviendas por ejemplo que les llamaran la atención...

—Mira, a la salida del puente de 23 a la derecha hay un conjunto de casitas blancas, son como tres, que a mi me llamaban la atención, eran diferentes, era un estudio indefinible, distintas hasta lo que se hacía en ese momento, ¿tú recuerdas alguna en particular Margot, que nos llamara la atención?
—A nosotros en viviendas... a mí me llamaba la atención el estilo que empezó Max Borges, y Mira y Rosich y Martínez Vargas, quien empezó una arquitectura de viviendas que era así medio que de madera y tejas, que a nosotros nos hacia idea de una arquitectura medio que californiana, pero a mí no me atraía eso que le llaman arquitectura Art Decó, como término jamás nadie dijo allí Art Decó...
—Decíamos mira el edificio América, mira el hospital de Luis de Soto, que era profesor nuestro, fuimos a verlo, los visitábamos...

Eso era arquitectura moderna...

—Sí, digamos arquitectura moderna...

Para ustedes los estilos eran los estilos clásicos.

—Sí
—Anjá.

Hasta el Art Nouveau... ¿clasificaba como estilo?

—Sí, se reconocía como un estilo muy definido, no clásico pero sí como un estilo más.

¿Y el Decó no?

—El Decó nadie lo mencionaba, ese es un invento tuyo, de tu generación.

El nombre, pero el estilo existía.

—Ese que empezó a cambiar
—Ese “reteté” de planos en distintos niveles, de mucha línea recta, muchas verticales...
—Y también uno veía muchos edificios en revistas, se discutía mucho de obras y arquitectos destacados que venían en las revistas...

Y en libros, ustedes mencionaban lo de los ranchos y por aquí he visto que anda aún circulando el libro de los ranchos californianos de MAY—

—Aquí en libros había maravillas y en revistas: el Forum, el Record, Architectural... no sé, ni me acuerdo de los nombres, como no se mantienen...
—Sí, tu has visto por ahí esas revistas, L'architecture d'aujourd'hui, esa también se recibía y si tu no podías recibirla y comprarla en la biblioteca de ahí, de la escuela, ahí estaban esas revistas...
—Uno hacia la suscripción y se la mandaban por correo...

Y, ¿había exposiciones de arquitectura?

—Bueno, eso es lo que yo no recuerdo, exposiciones, vaya yo no recuerdo, qué te voy a decir, si tu querías ver arte, pintura, escultura ibas al museo, pero yo no recuerdo exposiciones así como se hacen ahora que hay galerías...
—Sí, no sé, quizás en el Colegio de Arquitectos alguna vez se hizo una de Mariano...
—Incluso, cuando se contrataban a dos o tres profesores que daban conferencias, –¿te acuerdas de la que era sobre las de esculturas de papel?–, pero eran en la Escuela, y si acaso se exponían los trabajos era en el Colegio de Arquitectos...
—Estos profesores invitados hablaban de la arquitectura, daban dos o tres clases, un pequeño minicurso y se iban.
—Y en la carrera era muy importante la historia de la arquitectura, que era la que daba Weiss y la que daba Alberto Prieto que era de Bellas Artes...
—Porque básicamente aquello era matemática, dibujo, proyectos historia de las artes, idioma, se daba inglés tecnológico y francés y teníamos muy buenos profesores que casi salías que lo hablabas... Vicente Lanz, dibujo de Terminal de aeropuerto de la época de estudiante.

Ubicación en Google earth: http://www.panoramio.com/photo/16582616

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.