El Día del arquitecto cubano (II)

DÍA DEL ARQUITECTO: ¿CÓMO Y CUÁNDO SURGE?

El origen de este día se debe a la iniciativa del arquitecto Jorge A. Villar y Jorge, quien propuso a la Asamblea Nacional celebrada en la ciudad de Matanzas el día 14 de diciembre del año 1935, la idea de elegir anualmente una fecha determinada que se denominaría Día del Arquitecto. Esta propuesta mereció unánime aprobación. Este día tendría como fin reunir a los arquitectos en varios actos, que lógicamente habrían de contribuir a estrechar los lazos de compañerismo y afectos recíprocos, y al mismo tiempo, se dedicaría a señalar y destacar los méritos de los colegiados que así lo merecieran, y especialmente, a considerar las funciones, las responsabilidades y el verdadero cometido e importancia de la profesión.


Entre sus principales objetivos se encontraban:

· Rendir piadoso recuerdo a los compañeros desaparecidos.

· Reunir a los arquitectos de la República para estrechar los lazos de fraternal amistad, festejar los triunfos obtenidos durante el año, visitar las más importantes obras realizadas y conocer los avances de la profesión, en una noble y alta misión de superación.

· Reverenciar al Alma Mater, que nos acogió con cariño durante los primeros años de la juventud, congratulando los profesores de ayer, que son hoy nuestros compañeros, y alentando a seguir la ardua tarea emprendida a los actuales estudiantes, que serán los compañeros de mañana.

· Establecer, en este día, una corriente de recíproca comprensión entre los elementos que cooperan en la labor del arquitecto como son: dibujantes, obreros, industriales y comerciantes del ramo de la construcción.

· Procurar que el arquitecto que cumple su elevada misión profesional, interviniendo en la resolución de los complicados problemas que se presentan en la sociedad en que vivimos, obtenga una espiritual recompensa, haciendo que esa sociedad piense un día determinado del año en los servicios que este profesional presta a la comunidad y comprendiéndole, haga firme el propósito de no prescindir en ningún momento de sus útiles servicios.

La fijación de la fecha en sí, 13 de marzo, se debió a una proposición de los arquitectos Cayado y Manuel Febles Valdés, ya que Jorge Villar proponía la del 13 de diciembre que correspondía a la promulgación del Decreto Ley No. 3174 de 1933 que estableció la colegiación obligatoria de los arquitectos. La fecha del 13 de marzo fue escogida en conmemoración del primer acto oficial que tuvo el Colegio Nacional de Arquitectos el 13 de marzo de 1933, coincidente con la misma fecha, pero del año 1916, en que se constituyó el Colegio de Arquitectos de La Habana. A pesar de no ser escogido el 13 de diciembre, corresponde al arquitecto Jorge A. Villar y Jorge el mérito de ser el creador del Día del Arquitecto, el 14 de diciembre de 1935.

Marta Elena Lora Álvarez, “Arquitectura y Urbanismo”, Vol. XXIV, Nº 3/ 2003.

El Día del arquitecto cubano (VII y final)
El Día del arquitecto cubano (VI)
El Día del arquitecto cubano (V)
El Día del arquitecto cubano (IV)
El Día del arquitecto cubano (III)
El Día del arquitecto cubano (II)
El Día del arquitecto cubano (I)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.