Edificio Bacardí en Santiago de Cuba (I)


En 1957, Mies van der Rohe proyectó la nueva sede de las oficinas para la Compañía de Ron Bacardí en Santiago de Cuba, a pedido del presidente de la empresa, quién había quedado impresionado en un encuentro anterior con el arquitecto en Chicago. Sin embargo, con la revolución de 1959 la obra no se llevó a cabo y la sede continuó funcionando en la torre art decó de 1930 , diseñada por los arquitectos Esteban Rodríguez Castells, Rafael Fernández Ruenes y José Menéndez. (Hasta que la marca dejó de operar en Cuba)

El proyecto guarda grandes similitudes con otras obras del arquitecto. Tanto el proyecto para el Museo Schäffer de Schweinfurt como la Neue Nationalgalerie de Berlín, ambos diseñados posteriormente, se caracterizan por el uso de amplias plataformas, plantas cuadradas, retículas ortogonales, cerramientos retrasados respecto de la estructura y apoyos cruciformes, tal como en las Oficinas Bacardi. Aquí se representan claramente sus postulados y su manera de trabajar, con el concepto “menos es más” siempre presente. Mies empleó el mismo principio de "planta libre" y "espacio fluido" que utilizó en obras como el Pabellón alemán de Barcelona. La búsqueda de la relación visual entre el espacio interior y exterior se repite también en este proyecto.

Situación

Las posibles ubicaciones del proyecto eran en la Calle Segunda y la Carretera Central o la Avenida de los Libertadores, en un solar en situación de esquina, entre dos calles de tránsito vehicular. Entre una calle y otra, existe un desnivel significativo, que el arquitecto incluyó en la toma de partido. La zona en general es de baja densidad con espacios verdes y las construcciones vecinas exentas de las medianeras.
Tomado del portal Història en Obres y de WikiArquitectura
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.