Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2009

Ingenio Guáimaro, Valle de los ingenios. Trinidad (IV)

Imagen
Pinturas murales en Guaímaro
Aunque esta vivienda es edificada a fines del XVIII, a principios del S.XIX fue ampliada en sus laterales, con el añadido de las “oficinas” y la sustitución de los horcones de madera, similares a los de las fachadas laterales y trasera, por los arcos sobre pilares en la fachada principal. La tercera generación de la famila Borrell, José Mariano Borrell y Lemus es quien da la forma definitiva a esta hermosa vivienda que ha llegado a nuestros días, este contrata al celebre arquitecto, decorador y pintor italiano radicado en Cuba: Daniel Dall Aglio, autor del Teatro Sauto y la Iglesia de San Pedro Apóstol ambas obras en Matanzas, para la decoración interior de la casa de vivienda del ingenio Guáimaro, trabajos que para febrero de 1859 ya había finalizado, se supone que las hiciera en la década del 1840 y que consistieron en uno de los salones más bellos del país, cubierto de pintura mural desde piso a techo, con temas románticos y neoclásicos a la usanza europ…

Ingenio Guáimaro, Valle de los ingenios. Trinidad (III)

Imagen
En cuanto a la planimetría, estas casas aportan una configuración singular, como fórmula de adecuación a funciones distintas y a una nueva relación con el entorno. El núcleo principal de estas casas está formado por dos crujías, por los general compartidas cada una en tres estancias. Ello define un rectángulo, de igual disposición al que encontramos en las casas de la ciudad desde el siglo XVIII al XIX. Sin embargo, dicho rectángulo se inscribe como centro de otro rectángulo de mayores dimensiones, por lo general abierto al frente y fondo en forma de corredores y cerrado en los costados dando lugar a nuevos espacios que representan un acrecentamiento espacial en sentido perimetral. Es probable que este esquema sea la resultante orgánica y natural de una casa que, en principio, renuncia a los martillos y, por consecuencia, al patio central y, por el contrario, se abre en todas direcciones hacia el medio circundante. Es, también deducible que estos nuevos espacios incorporados a las cas…

Ingenio Guáimaro, Valle de los ingenios. Trinidad. (II)

Imagen
Estudio tipológico de las casas de vivienda.

A diferencia de la casa del ingenio de Buena Vista, desde el punto de vista cronológico, las casas de viviendas del valle –por lo general- corresponden a fines del siglo XVIII y las primeras décadas del XIX. Entre ellas la de Guáimaro es representativa de los usos constructivos generalizados en la ciudad de Trinidad a fines del XVIII y principios del XIX.

Casi todas han sido transformadas en alguna medida, sin que ello afecte de modo sustancial la integridad tipológica de estas construcciones, con la salvedad de Güinía de Soto, remodelada a la manera ecléctica en el siglo XX y Manacas-Iznaga cuyo portal fue modificado y reconstruido cuando la restauración de la casa. En todos los casos, son casas bien sólidas, construidas con mampostería y cubiertas con techos de madera, y están emplazadas en lugares privilegiados desde el punto de vista de la relación visual a establecer desde la casa hacia el entorno. En casos, aprovechan pequeñas elevacion…

Ingenio Guáimaro, Valle de los ingenios. Trinidad (I)

Imagen
El Valle de los ingenios tuvo en lo que fuera la hacienda de Guáimaro, perteneciente al partido de Palmarejo (antigua división administrativa) uno de los “colosos” que ayudaron a forjar la leyenda de fortunas trinitarias, y colocar a Trinidad en la primera mitad del S.XIX entre las tres primeras ciudades de Cuba por importancia.

El ingenio Guáimaro, poseía 84 caballerías, la primera noticia sobre este data de 1788, En 1827 logró la zafra más alta del mundo en su época: 82 000 @ de azúcar mascabada y purgada, (más de 900 t), con cuyo beneficio José Mariano Borrell construyó un palacio en las calles del Desengaño y Peña, hoy conocido por el nombre de Palacio de Cantero. En 1830, el ingenio Guáimaro fue valorado en la altísima cifra de 459 527 pesos.

Según un magnifico artículo de Lisette Roura, donde cita a Justo G. Cantero: Los ingenios. Colección de vistas de los principales ingenios de azúcar de la Isla de Cuba: Esta plantación llega a tener en 1830 una dotación de 300 esclavos hombres…

Ingenio Buena Vista, Valle de los ingenios. Trinidad de Cuba.

Imagen
El valle de los ingenios conserva en algunas de sus edificaciones el testimonio de una época, que quedó casi detenida en el siglo XIX, el patrimonio industrial como muestra de la arquitectura cubana de la época, en forma de “ingenios” que producían el azúcar que extraían de la caña, es aun visible en muchos sitios de este hermoso valle, las casas de viviendas de estos ingenios acogían a los dueños y familias por temporadas. Aunque específicamente el valle desarrolla un tipo de edificación muy similar, que va desde la vivienda más humilde – el bohío- hasta los más suntuosos palacetes, donde solo variaba el tamaño, y la calidad de los materiales, la distribución y tipología eran de un desarrollo muy paralelo. El ejemplo que veremos hoy es sin embargo ajeno a estos tipos, la casa de vivienda del ingenio Buena Vista es un caso de excepción. Desde 1747 data “este trapiche de hacer miel y azúcar”. En 1780 se comienza a hablar del ingenio “Jesús de Nazareno de Buenavista”, siendo su primer a…

Valle de los Ingenios en Trinidad, Cuba

Imagen
El valle de los Ingenios se encuentra ubicado al sudoeste de la provincia de Sancti Spíritus y al norte y este de la ciudad de Trinidad, con un área aproximada de 276 km2, y compuesto por unidades menores como: el valle de San Luis, el de Santa Rosa, el del Segundo Tercio del Agabama, la depresión de Meyer. Está rodeado por otros accidentes geográficos como la serranía de Aracas, la llanura Sur y la franja del litoral, que conforman su entorno inmediato.
Su patrimonio natural se concentra en sus altos valores paisajísticos, la abundancia de accidentes geográficos diversos y la presencia de localidades, tipos de suelos y de flora y fauna endémicas. Desde el punto de vista arquitectónico, arqueológico y cultural, el valle atesora importantes testimonios de arquitectura tradicional e industrial con diferentes niveles de conservación. Ejemplos de ello los encontramos en las casas haciendas de Buena Vista, Guáimaro, Manacas- Iznaga, Delicias y otras.
La historia del valle es tan antigua c…