Ingenio San Fco. Javier o Manaca-Iznaga, Valle de de los Ingenios. Trinidad de Cuba. (II)




Manaca-Iznaga cuenta hoy con un portal adosado a su fachada principal que es una reconstrucción inspirada en el grabado de Laplante sobre este ingenio, publicado en el libro Los Ingenios en 1857. La versión de Laplante es casi igual a la que hoy podemos observar en Guáimaro. Sin embargo, Manacas-Iznaga llegó a nuestros días con un portal o corredor sostenido por pilares sobre los que descansaba directamente la solera, cubierto con techo de colgadizo, en prolongación de la techumbre de la vivienda. Dicho portal se pronunciaba por ambos lados de la casa, en solución que también es apreciable en las otras casas de hacienda, como las de Guáimaro y Magua. Estos pilares fueron, sin dudas, construidos en el siglo XIX. Lo más probable es que también, como en Guáimaro, sustituyeran un corredor en horcones de madera. En 1989 se recuperó el portal con los arcos de medio punto y se restauró la vivienda y la torre campanario restableciendo las escaleras y los entrepisos, haciendo accesible esta ultima para disfrutar de una de las más hermosas vistas del valle, con sus siete niveles y 43,50m de altura.





El uso de pilares para el sostén de arcos fue un recurso extendido en Trinidad en el siglo XIX en casas de mucha envergadura, tal el Palacio de Cantero, el Palacio Brunet, la casa de Orizondo, la de Malibrán (calle Gutiérrez esquina a Portugués) y otras típicamente del siglo XIX. La factura de los urbanos es muy similar a los de las haciendas, aunque la ubicación sea diferente: a patios los unos, a fachadas los otros. El uso de horcones de madera o pies derechos se relaciona con las casas del siglo XVIII aunque persisten en el XIX

El acceso principal en el centro del portal y con una gran puerta a la española, esta flanqueado por pilastras rematadas en copas, Las pilastras con copas son relativamente frecuentes en casas trinitarias del último tercio del siglo XVIII, como las de Cristo entre Cañada y Alameda y la de Cristo esquina Cañada (ilus. 37). Las “rejas” de las ventanas son de madera, con sus correspondientes guardapolvos de formas conopiales.




En Manacas-Iznaga el esquema planimétrico es muy semejante al de Magua, con la diferencia que solo cuenta con una estancia en cada uno de los costados que hacen ángulo con el portal. El hecho de que estos portales doblen en los lados que se corresponden con la primera crujía es obviamente un recurso que permite la iluminación y ventilación de las dependencias laterales que, de lo contrario, quedarían encerradas en serie, con las únicas posibles aberturas hacia los lados. De este modo pueden contar con vanos hacia el frente y hacia los costados. La comunicación entre la primera y la segunda crujías se efectúa a través de un hermoso arco lobulado, como los existentes en la ciudad en casas de la misma época. En el corredor del fondo, con horcones de madera se encuentra cerrado con persianerías, posiblemente tal como lo fueron las de Magua.



Otras edificaciones que formaban parte del ingenio y que aun se pueden ver son: la nave herrería que es una construcción de forma rectangular de grandes dimensiones y la enfermería de planta cuadrada con un gran patio central, de techos de madera a cuatro aguas y se encuentran formando parte del antiguo batey. El caserío de esclavos, que hoy se encuentra en restauración, eran construcciones independientes con techos de madera en las que se reservaba un patio destinado a la cría de animales de corral para uso de los esclavos. así como los restos constructivos de la industria y la casa de purga, que luego de ser objetos de excavación resultaron exponentes que mostraron la integración originaria del complejo industrial, al que en próximas etapas de recuperación quedará integrada también el inmueble de la Tienda de Víveres y el caserío de esclavos. El espacio libre se trabajó con terrazas devolviendo al terreno sus pendientes naturales. Se mantiene como acceso al batey el camino existente que pasa entre los restos constructivos de la industria y de la casa de purga.










Ver Valle de los Ingenios en un mapa más grande

Fuentes:
-Trabajo Final de carrera de Marcela de Lara García y R. Currás, (Tutora: Alicia García Santana)
-Guía de arquitectura de Trinidad
-Libro: Trinidad de Cuba. Alicia García Santana
4 comentarios

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.