Concurso para la ampliación de la Biblioteca de la Casa de las Américas en 2002. (III)

1 .El Vedado y el entorno inmediato a la edificación.

La Casa de las Américas se encuentra ubicada en uno de los barrios más prestigiosos de la Ciudad de La Habana, un modelo singular de urbanismo clásico que desde su fundación a mediados del S XIX se ha ido enriqueciendo con una arquitectura respetuosa con el entorno y de altos valores patrimoniales. El eje de Avenida de los Presidentes es uno de los espacios públicos más importantes del Vedado, con una vocación cívica a la cual las nuevas edificaciones que en ella se asienten deberán ir definiendo como eje cultural desde El Malecón, iniciando con la propia Casa de las Américas, hasta la propia Universidad de La Habana pasando por sus hitos monumentales.

Proponemos que este proyecto contribuya de manera práctica a la reanimación de este sector de la ciudad y sirva de punto de partida para la elaboración de un proyecto urbano que no se aborda en esta ocasión por no ser del alcance del tema.

2. Cumplimiento de los objetivos del concurso.

2.1 Crear las condiciones funcionales y técnicas que permitan cumplir los requerimientos de esta valiosa y compleja biblioteca.
2.2 Cumplir con las regulaciones urbanísticas en cuanto a volumetría, enfrentamiento a la calle y respeto a las edificaciones existentes que forman parte del conjunto, desde el punto de vista de la no-modificación de su imagen ni los valores de su espacio interior. No se cumplirá el requerimiento de emplear materiales similares a los de las construcciones existentes ni sus elementos compositivos como pueden ser la carpintería, dimensionado de muros, texturas etc.
2.3 Se propone integrar con una intervención arquitectónica contemporánea las dos casas que albergarán parte de las funciones de la biblioteca. Con el propósito de lograr un conjunto unitario se ha diseñado una edificación intermedia que a la vez que conecta las dos casas (dentro de los presupuestos del programa), mantiene la imagen urbanística del lugar, mediante diversos recursos tales como:
-Mantener la apariencia de la parcelación inicial. (Fig. 1)
-Producir un cuerpo ligero y transparente cuyos elementos constitutivos no agredan ni modifiquen notablemente con su contacto las dos casas que une. (Fig. 2)


-Rescatar en este nuevo edificio el área verde (que se había perdido en intervenciones anteriores), y que es parte de la jardinería característica del barrio. (Fig. 3)
2.4 Alcanzar la superficie necesaria para conservar los fondos de la biblioteca en su variedad y complejidad, proyectando un cuerpo adicional en altura hacia el interior del lote, quedando siempre de fondo sin superponerse a la imagen del conjunto. (Fig. 4)

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.