Medio siglo de arquitectura cubana (1953-2003). Roberto Segre.

Foto de Paolo Gasparini sobre un detalle de la Escuela de Ballet, proyecto de Vittorio Garatti.


Cubanidad versus estilo “comunista”, que nunca existió. En la dimensión propia de las políticas revolucionarias latinoamericanas se origina el pensamiento revolucionario, que deriva en las “afinidades selectivas” con la URSS, y la “institucionalización” de los años setenta, cuya traslación arquitectónica obligó a atender el vacío dejado por la marcha de muchos arquitectos consolidados. Los jóvenes que permanecieron, mas los formados aceleradamente, protagonizaron una conflicto entre los valores estéticos y técnicos, derivado de las exigencias productivas.

Tras el Congreso de la UIA de 1963, la presencia de arquitectos soviéticos y la institucionalización no impedirá una experimentación diseminada en la planificación del territorio, en la que La Habana queda en un segundo plano. Las construcciones escolares, como las “viviendas anónimas”, se superponen a la creatividad de ciertos hitos. En las últimas décadas, el nuevo mapa geopolítico y la crisis económica desembocan en las ambigüedades que provoca el recurso al turismo.

Medio Siglo de Arquitectura Cubana 1953-2003
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.