Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

Las construcciones domésticas en los cafetales de Santiago de Cuba

Imagen
Cafetal Fraternidad

La presencia de edificaciones de carácter doméstico que complementaban el desarrollo de las actividades y la vida en general del batey en los cafetales, entre las que se destacan las viviendas para las distintas clases sociales y otras dependencias como la cocina, frigorífico, caballeriza, letrinas, acueducto doméstico, enfermería, corrales, gallinero y el horno doméstico.



Todo este sistema generó una estratificación social, existiendo diferentes clases sociales que operaban en la plantación. Estas diferencias incidieron directamente en la composición y configuración de la arquitectura doméstica, evidenciándose diferencias entre los distintos tipos de viviendas.

Las construcciones domésticas en los cafetales de La Gran Piedra en Santiago de Cuba. Siglo XIX

Aproximación a la arqueología de plantaciones cafetaleras en el Oriente cubano

La Habana, José Lezama Lima interpreta su ciudad

Imagen
Julio Cortázar y José Lezama Lima en un café Habanero. Foto:chinolope

Colección de breves ensayos donde el autor reflexiona sobre su ciudad. Recogidos en un libro la totalidad de estos artículos publicados en la prensa habanera entre 1949 y 1950.

El escritor cubano empleó la palabra poética para crear su ciudad imagética. En La Habana –José Lezama Lima interpreta su ciudad tenemos un recorrido poético por la urbe elegante. Los textos fueron reunidos por José Prats Sariol en 1998. Según el compilador, los artículos fueron publicados por Lezama Lima en el tradicionalista Diario de la Marina, entre septiembre de 1949 y marzo de 1950, a sugerencia del poeta Gastón Baquero. Este estudio va a proponer la investigación de algunos artículos de La Habana… para verificar cómo se plantea la construcción poética del espacio urbano lezamiano. (Tomado de: La Habana poética de José Lezama Lima)

La conservación del patrimonio cafetalero en el sudeste de Cuba

Imagen
Cafetal "La Isabelica". Foto Cuba Tom

En la Sierra de La Gran Piedra ubicada al este de la Ciudad de Santiago de Cuba, a sólo 24 km., se erigen los restos del cafetal La Isabelica. En un plano topográfico de tenencias de tierras de 1838, perteneciente al comerciante Prudencio Casamayor, aparecen registradas las de dicha hacienda a nombre de Constantín, apellido de su propietario, Víctor Constantin, de quien cuenta una leyenda, trajo consigo a una esclava haitiana llamada Isabel María con la que vivió en La Isabelica un romance que les duró la vida.

La famosa hacienda agroindustrial poseía a inicios del siglo XIX una extensión de 12 caballerías de tierra que fueron empleadas por Constantín para el cultivo de café, producción de tubérculos, vegetales y cría de animales. Su conjunto estaba integrado por todo un sistema formado por la casa almacén, secaderos, casas de esclavos, establo, calabozo - enfermería, moulín o tahona, horno de cal, letrina, cisterna de agua, cantera de cal…