Del convento a la CUJAE. Más de cien años de enseñanza de arquitectura en Cuba. (IV)


DEL CONVENTO A LA COLINA UNIVERSITARIA

“Crítica y angustiosa”, así es calificada la situación de la universidad habanera al finalizar el siglo XIX, no solo por lo atrasado de los planes de estudios, sino además por lo inadecuado e insuficiente de las instalaciones y equipamiento necesario para la enseñanza. Desde 1883 se había promulgado una ley dirigida a la construcción de un edificio universitario; en 1887 se aprobó un plan a tal efecto pero “...se colocó la primera piedra y nunca la segunda.” En la vuelta del siglo la Universidad verá una doble transformación. El plan de estudios sufrirá el cambio más radical hasta el momento en virtud del Plan debido al Secretario de Instrucción Pública, el ilustre pedagogo Enrique José Varona y se produjo el traslado hacia la actual ubicación de la Universidad de La Habana. Con el plan de estudios iniciado en el curso 1900-1901, y que estará vigente en lo esencial hasta 1937, se reestructura la alta casa de estudios en tres facultades: Letras y Ciencias, Medicina y Farmacia, y Derecho. Uno de los cambios más trascendentales fue la apertura de carreras técnicas, como la de Ingenieros, Electricistas y Arquitectos y la de Agronomía, así como la de Pedagogía, tan necesarias al desarrollo del país.

El inicio de los estudios universitarios de Arquitectura no está vinculado a la sede fundacional del ex-convento de San Juan de Letrán que, después de haber acogido la universidad durante 174 años, en 1902 es abandonado y tuvo un triste destino: iniciada su demolición en 1920, tuvo parte de sus muros en pie hasta mediados de la década del cincuenta, cuando se termina su demolición para construir un edificio moderno, donde estuvo hasta hace poco el Ministerio de Educación y hoy recuperado para sede universitaria. Así, parecía que iba a perderse definitivamente de la memoria de la ciudad la primera sede universitaria, cuando en 1978, en ocasión del 250 aniversario de la alta casa de estudios, la Comisión de Monumentos tuvo la iniciativa de erigir en la esquina de O’Reilly y Mercaderes un monumento conmemorativo, cuyo elemento central es la campana que había estado en lo alto de la torre del convento dominico.



LA INAUGURACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE ARQUITECTURA:

A fines de la centuria decimonónica el claustro de la Escuela Profesional realiza una propuesta a partir de ligeros cambios en el plan de estudios, para convertir la institución en un centro de enseñanza superior. Pero no es hasta el 28 de abril de 1900, que el Gobierno Interventor de Estados Unidos dicta una orden mediante la cual se creaba la Escuela de Ingenieros y Arquitectos, pero no como extensión de la antigua Escuela Profesional, sino como parte de la Universidad de La Habana. Una siguiente orden, en este caso el 30 de junio del mismo año, logra hacer efectiva la institución de la nueva escuela, ubicada en la Facultad de Letras y Ciencias, instalándose el primero de octubre de 1900, de forma provisional, en el antiguo convento de San Agustín. En ese mismo momento desaparecía la Escuela Profesional de Maestros de Obras, Agrimensores y Aparejadores.
Escuela de Ingenieros, Electricistas y Arquitectos.
Primer Salón de Dibujo.
La Escuela de Ingenieros, Electricistas y Arquitectos de la Universidad de la Habana adscrita a la Facultad de Letras y Ciencias. Esta escuela fue ubicada en las instalaciones de la antigua Escuela Preparatoria situada en el exconvento de San Agustín en la calle Cuba entre Amargura y Teniente Rey, Habana Vieja. (las tres especialidades eran: Ingeniero Civil, Ingeniero Electricista y Arquitecto)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.