Del convento a la CUJAE. Más de cien años de enseñanza de arquitectura en Cuba. (VII)

Escuela de Odontología, año 1942. Esteban Rodríguez Castells, arquitecto. Foto: gatunegru-panoarmio

UNIVERSIDAD Y CIUDAD

Poco a poco la universidad incluyó sus alrededores: la expansión iniciada en los años veinte con la construcción del estadio universitario, aumenta considerablemente en la década del cuarenta, al terminarse las edificaciones de la Facultad de Medicina en 25 e I, de las Escuelas de Odontología y Veterinaria en la avenida de Carlos III completando toda una zona universitaria con la Quinta de los Molinos, y en los cincuenta toma toda el área por Avenida Universidad hasta Carlos III con la erección del nuevo edificio de Filosofía y Letras. Paralelamente, otras instalaciones establecen vínculos muy estrechos con la actividad universitaria. El hospital General Calixto García será el núcleo principal de la enseñanza práctica de la medicina, al que se suma el Instituto de Cirugía Ortopédica, edificado en los cuarenta, construido desde un inicio con la inclusión de fines docentes. Al mismo tiempo, muchas de las edificaciones de vivienda cercanas a la Universidad albergarían, desde la segunda década del siglo, numerosas casas de huéspedes para estudiantes que vivían fuera de La Habana.

En 1946 se funda en la capital la Universidad Católica de Santo Tomás de Villanueva, dentro de un proceso de apertura de instituciones privadas para estudios superiores, cuyo incremento entre 1956 y 1958 se debió al cierre de la Universidad de La Habana por el gobierno a causa de las contingencias políticas que atravesaba el país. A Villanueva se le otorga Carta de Constitución el 10 de septiembre de 1950, y en 1952 se abre una Escuela de Arquitectura que comenzó a funcionar con una matrícula de 23 alumnos.


Esta instalación se destaca por incluir un edificio de Manuel Gutiérrez, concluido en 1957, notable por su carácter avanzado desde el punto de vista tecnológico, al ser una de las primeras edificaciones en emplear un sistema de prefabricación.

Varias entidades solicitan abrir universidades privadas y ya se habían abierto otros centros estatales en Las Villas y Santiago de Cuba. En el caso de La Habana, algo es cierto: el crecimiento y expansión de la ciudad cuando se inició su construcción, es englobado por el crecimiento urbano para pasar a formar parte de uno de los centros más importantes en la ciudad. Inmersa en ella hace uso de las instalaciones de servicios urbanos y a la vez brinda varios de los suyos a la población: de manera que la universidad es, física y significativamente, parte de la ciudad.


Arriba, edificio del rectorado de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba. (Foto Wikipedia)
Debajo, edificio perteneciente a la Universidad Central de Las Villas, en Santa Clara, Cuba.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.