Cabañas del Río (I). DAG-arquitectos.


El complejo Cabañas del Río está formado por diez cabañas típicas distribuidas en dos terrazas frente a la línea costera, y próximas a la desembocadura del Río Guajaibón, al oeste de la Habana. A solicitud de la inversión se realizó el proyecto para un nuevo prototipo de cabañas de descanso, concebidas para el disfrute de los visitantes que hacen estancia en la villa por un día. La propuesta plantea como premisa fundamental el aprovechamiento máximo de los recursos naturales evitando altos consumos energéticos durante la explotación. De esta manera, el complejo se beneficia de la energía solar para la generación de electricidad y el agua caliente; la topografía del terreno se aprovecha para abastecer el agua por gravedad; la ventilación natural es favorecida durante todo el día a partir de las soluciones arquitectónicas propuestas, y los materiales de construcción son elaborados por la industria local.



Se propuso un módulo de aproximadamente 60 m² y dos niveles, con planta baja libre para estacionamiento y acceso independiente para cada cabaña. En este nivel se crea un área de ducha al aire libre y zonas de esparcimiento para la colocación de muebles de exteriores. En la planta alta se desarrolla un espacio único donde el sistema de cierres proporciona el vínculo exterior-interior y a la vez brinda la posibilidad de independizar funciones. El volumen del nivel superior, apoyado sobre pilotes,  parte de la descomposición de un prisma de base rectangular fragmentado en su diagonal, para delimitar claramente el espacio interior del exterior. Este giro de la fachada propicia la ventilación e iluminación naturales, protege la terraza no techada del asoleamiento y favorece las visuales hacia el paisaje marino.






En el interior se recrea un ambiente tropical con el uso de materiales como la madera, el barro, las fibras naturales, y los colores cálidos.  El mobiliario propuesto es de máxima ligereza y flexibilidad permitiendo utilizarlo en múltiples actividades según las preferencias de los usuarios. El sistema constructivo propuesto es de esqueleto, con columnas de sección circular y losas planas tanto en entrepisos como cubiertas. La mayor parte de los cierres son formados por carpintería, exceptuando los muros de baños y pantry. Se utilizan además elementos prefabricados de madera reciclada (producida a partir de aserrín y resinas) a modo de celosía para proteger la escalera. (Tomado de la página de DAG-arquitectos)


Ver Arquitectura Cubana - Varios en un mapa más grande
1 comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.