Andar La Habana. Volumen 2


Hoy veremos nuevos capítulos, en el "Volumen II", del conocido programa "Andar La Habana".

Palabras de Magda Resik  para la presentación del DVD  “Andar La Habana”, producido por Audiovisuales de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. Fue el notable periodista cubano Orlando Castellanos quien bautizó con su ingenio la singular, comprometida y amorosa mirada al patrimonio y a la historia de Cuba que representa el espacio Andar La Habana.

Entonces el programa podía escucharse únicamente por las ondas internacionales de Radio Habana Cuba, aunque su génesis estuvo en aquellos recorridos por la añeja ciudad, donde el Historiador, a viva voz, ilustraba a quienes acudían desde los más remotos parajes, para descubrir los encantos habaneros.

Luego Andar La Habana apareció en su versión televisiva y por más de veinte años, desde la pequeña pantalla, reveló y recreó para millones de personas las bellezas y valores atesorados por la nación. En todos los tiempos y contra todas las mareas, Eusebio Leal conquistó -con su magisterio y su carismática pasión-, innumerables voluntades a favor del rescate del patrimonio y la valorización de la identidad que nos define; clamó por la preservación de nuestra memoria patria y dio fe de la batalla titánica por salvar el Centro Histórico de la capital, del cual nos preciamos sus coterráneos y al que sucumben hechizados los forasteros.
Decir Eusebio Leal es Andar La Habana, como Andar La Habana es mucho mejor de la mano de Eusebio Leal.

Andar La Habana es por derecho propio un programa testimonio de esa epopeya salvadora emprendida por Leal, para hacer perdurar todo aquello que nos distingue y define, lo que nos une a pesar de singularidades y diferencias. El programa nos eterniza en el tiempo, y siendo en sí mismo un bien patrimonial, hemos decidido presentarlo en un formato que le concede esa perpetuidad dada a las grandes obras. Las nuevas generaciones tendrán en sus manos un documento muy valioso, fruto de la tenacidad de un hombre que por siempre andará esta Habana bendecida con su amor infinito.

En 1854, el Convento de Belén fue entregado a los padres jesuitas, quienes establecieron allí su famoso colegio y observatorio. Este último se encontraba en un inicio en el segundo nivel del edificio, y después fue situado en la torre contigua a la calle de Acosta, donde se erige el único arco supravial existente en La Habana


Restauración del cuadro "La Batalla", por especialistas de la oficina del historiador
Foto: Dirección de Patrimonio.



Producciones de Audiovisuales OHCH
Andar La Habana
Conducción: Dr. Eusebio Leal Spengler

Volumen II

  1. Convento de Belén: “Mensaje de solidaridad comunitaria”.
  2. Manos gentiles y sabias.
  3. Casa de las Tejas Verdes:
  4. El misterio de la Casa de las Tejas Verdes
  5. Devolverle la vida a una casa
  6. Volver una página del tiempo perdido



Enlace relacionado: Ver "Volumen I"

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

El Neocolonial "a lo cubano" de Govantes y Cabarrocas.

ARQUITECTURA DEFENSIVA Y URBANISMO EN MATANZAS. UN PROYECTO DE BATERÍA Y DÁRSENA EN 1839.

Día del arquitecto.