Art Deco en Camagüey.


Camagüey es una de esas ciudades que pasea al visitante por la historia. Si bien es cierto que sus plazas, las estrechas y adoquinadas calles y el gran número de iglesias rememoran un pasado colonial, allí también encontramos la huella arquitectónica de los siglos posteriores. Será por ello que no extraña descubrir en su trazado urbano un valioso patrimonio Art Deco, tópico abordado por el arquitecto camagüeyano Wilfredo Rodríguez Ramos durante las sesiones teóricas del 12. Congreso Mundial de Art Deco, auspiciado por la Coalición Internacional de Sociedades Art Deco (ICADS), el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural y el Grupo Habanadeco de Cuba.

Colegio Champagnat (1940)






La mayoría de los edificios Art Deco en Camagüey se encuentran en el Centro Histórico, el más grande de Cuba con 330 hectáreas y Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 2008: “A partir de la recogida de información en el territorio se han encontrado más de 650 edificaciones con características Deco de un valor considerable aunque existen muchas otras que presentan elementos del estilo pero un grado mucho menor”.

Acerca de los diferentes periodos por los que transitó el estilo en la ciudad y las características que lo definen agregó: “Como el Centro Histórico es muy compacto y existe un edificio medianero al lado de otro, pues el Art Deco también tuvo que, en un primer momento y en esa zona, adaptarse a las condiciones de fachada y altura que le imponía el entorno; es por ello que en un primera etapa encontramos construcciones pequeñas que se supeditaron al urbanismo o viviendas en las que tan solo se modificó la fachada”.

Luego llegan momentos de mayor esplendor para el movimiento en la ciudad y comienzan a construirse “edificios nuevos, con diseño interior Art Deco que incluye pisos, lamparería, escaleras, etc.”. Son representativos de este desarrollo la Casa del arquitecto Miguel Ángel Bretón (1938) y el Colegio Champagnat (1940) del arquitecto catalán Claudio Muns Blanchart. Mención aparte merece este último ejemplo de un gran valor patrimonial donde el diseño geométrico y las disposiciones espaciales evidencian los máximos preceptos del Deco.

El Teatro Alkázar.


El Teatro Alkázar, los edificios Rodríguez, Pujal y Mendiola, el Hotel Residencial y el Hospital Maternidad Obrera fueron otras de las construcciones mencionadas por Wilfredo Rodríguez durante la conferencia. De igual, resaltó ejemplos que, aunque muestran características de movimientos arquitectónicos posteriores, también poseen elementos Art Deco como es el caso de la Logia de los Caballeros de la Luz.

Nuevos visitantes conocerán el valor patrimonial de esta urbe y recorrerán la historia a través de su arquitectura. Otras piezas del rompecabezas con el que puede compararse su trazado irregular serán admiradas de ahora en lo adelante. El 12. Congreso Mundial de Art Deco, como parte de sus objetivos, propicia el acercamiento a otras joyas de la arquitectura cubana.


21 de marzo de 2013 |Por: Ana Lidia García Hernández. (Habana Radio)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.