Rascacielos habanero- proyecto de 1913.

El domingo 9 de febrero de 1913, BOHEMIA publicó a página completa el anuncio sobre una enorme edificación que se proyectaba construir en el llamado Campo de Marte.

El edificio más alto del mundo*
* Publicado en BOHEMIA, año IV, No. 6, Domingo 9 de febrero de 1913.
(Se han respetado la ortografía y redacción originales)
Y el 5 enero 2016, por Victor Manuel González en BohemiaVieja.

El edificio monstruo, al estilo de esos á que tan aficionados son nuestros vecinos los americanos del norte, y que se proyecta levantar en el Campo de Marte de nuestra ciudad, es el tema de todas las conversaciones, especialmente entre aquellas personas que se preocupan del ornato público y de cuanto afecta á nuestras calles y plazas. De ahí las discusiones á que ha dado lugar el simple anuncio de que una sociedad solicitaba la licencia para edificar tal casa. Nosotros, ya que se trata de algo de actualidad, queremos dar al lector una ligera idea de lo que sería tal Palacio.

Vista original de lo que sería el edificio cuya construcción pretende
la “Compañía de Construcciones y Fomento”
y cuyo costo ascendería á $6.000.000″.

Tendría una elevación de cien metros, ó sea más altura que la loma del Mazo. Sería construido completa­mente á prueba de fuego empleándose una estructura de acero y hormigón armado. El número de habitaciones sería fabuloso: mil novecientas, con todas las comodidades y amplitud ape­tecible. Con lavabos, agua corriente, luz eléctrica, teléfono para llamar á los sirvientes y luz todos, directa de la calle ó del patio interior.

Quince ascensores facilitarían el acceso á las habitaciones. Y junto á los ascensores buzones y servicio neumático de correo entre todos los vecinos. El sistema de ventilación se ha estudiado con mu­cho cuidado. Los corredores serán anchos, las ventanas de grandes dimensiones y se colocarán vidrios en forma de diamantes en los corredores, entre las oficinas interiores y las exteriores, de manera que se obtenga, no solo refracción de luz del exterior, sino también de arriba y de los costados.

Los habitantes de ese gran pueblo tendrían un verdadero paseo en su casa. Alrededor del edificio por las cuatro fachadas, todas iguales, un gran corredor de más de veinte pies de ancho, situado en el piso sexto y á unos treinta metros del nivel de la calle: perfectamente iluminado eléctricamente. Así mismo la azotea estaría profusamente iluminada.

En cuanto á decorado interior, nada dejaría que desear el palacio. Su arquitectura, su construcción, sería monolítica lo cual le daría un carácter imponente. En el último piso, á una altura de cien metros habría un parque de recreo absolutamente público, con el fin de que los niños especialmente pudiesen respirar el aire puro que á tales alturas se respira, haciéndose la ilusión de que estaban en la planicie de una montaña por la que podrían entregarse á sus juegos favoritos.

Tres pisos se destinarían á oficinas para señores letrados, habiendo en ellos, y común para todos, una completa biblioteca, así como sala de espera para los clientes, y cuartos reservados para consultas privadas. Los notarios, los médicos, también hallarían habitaciones especiales con todas las comodidades imaginables. Los hombres de negocios, inútil es decir que en aquello que sería gran centro de actividad dispondrían asimismo de amplios locales en que establecer sus despachos y oficinas. En la planta baja se establecerían agencias de transportes, oficinas de correos y telégrafos, cables, teléfonos públicos etc.

 La “Compañía de Construcciones y Fomento”,  que es la que solicita la edificación del palacio, ofrecería al Estado el espacio necesario para la instalación de un observatorio meteorológico. En este edificio habría un gran tanque de natación que tendría agua del mar. La “Compañía de Construcciones y Fomento” está dispuesta á donar al Ayuntamiento el agua del mar que necesite en el tránsito de la tubería para que establezca baños de mar gratis para los pobres en la ciudad.

La Compañía instalará en los corredores Alfombras Sanitarias que tienen la ventaja de matar todos los microbios que caigan sobre ella. Estas Alfombras existen colocadas actualmente en los pisos del gran teatro “Childs” que acaba de construirse en Washington, frente á la Tesorería Nacional. La limpieza del edificio se haría por el procedimiento del vacío, por medio de tuberías distribuidas en todos los departamentos del Palacio y donde se conectarán aparatos especiales que recogerán todo el polvo que pueda existir. Este sistema se emplea en casi todos los hoteles modernos, por ser el mejor y de absoluta conveniencia sanitaria. El Palacio estará rodeado de aceras de cinco metros de ancho alumbradas por focos eléctricos sobre columnas de acero cada veinte metros.

Estas son á grandes rasgos las características del edificio acerca de cuya conveniencia se discute. Y nosotros, al publicarlas, creemos ayudar á la opinión en la tarea de orientarse acerca del asunto.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.