DE LO QUE NOS TRAJERON EN EL XX


La presencia de lo hispano resulta sustancial dentro de las múltiples influencias que han ido conformando nuestra identidad en todas las esferas. Haber sido colonia española durante cuatro siglos conllevó a la traslación de tradiciones constructivas que marcaron la concepción de las ciudades y la arquitectura cubanas. La huella española en Cuba durante el período colonial resulta evidente y reconocida unánimemente. Sin embargo resulta menos estudiada esa incidencia durante el período de la República, la que se materializó no solo por la continuidad de tradiciones y costumbres, sino sobre todo, por la cuantiosa inmigración que se produjo desde España a Cuba a lo largo de esos años, en particular durante las tres primeras décadas del siglo XX. En este trabajo se analizan algunos aspectos relacionados con la repercusión de esa inmigración en el ámbito arquitectónico a través de las sedes de sociedades e instituciones regionales. Por: María Victoria Zardoya Loureda.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rehabilitación de “San Ignacio, 360”. Plaza Vieja, Habana Vieja.