Roberto Gottardi. “A Prado y Neptuno”. (III)

Entre el restaurante y el bar se ubica un pasillo que conduce a los servicios sanitarios y teléfonos.




La señalización de la cabina telefónica y de los baños parte de unos cuadros de Roy Lichtenstein, artista pop de los años 60, que se inspiraba en el mundo de las tiras-cómicas, vistas con sentido del humor. La figura de la mujer y del hombre de las puertas se reencuentran agigantadas en los tabiques interiores y multiplicadas por el espejo corrido de los lavamanos y el tocador.

Otro factor muy habanero, -nos sigue diciendo R. Gottardi-, que he vivido en estos años, es el de la luz y su influencia en los diferentes espacios, también está presente. Siempre me llamó la atención la incidencia la luz, directa a veces, indirecta otras como los patios o teñida por el verdor de las abundantes plantas que encontramos hasta las casas más humildes, o filtradas a través de mamparas o mediopuntos de cristal de colores, contrastando con zonas de sombras apaciguadoras, pausas de un sol cegador. En este proyecto se encuentra también una gran variedad de espacios caracterizados por luz, incluyendo los reflejados una especie de realidad virtual que incide en los espacios reales, pasando de la luz directa a la tamizada por cristales rojos o por la lona del patio o con tonos irreales producido por el neón, y zonas de diferentes grados de sombras que crean un interés contrastante y variado, nunca repetido.

Por todo lo expuesto espero que a pesar de los códigos no usuales empleados se sienta el resultado muy cubano, muy habanero y no un producto importado ajeno a nuestra realidad. Evidentemente, esta experiencia mía de 38 años en Cuba está filtrada por una formación y cultura europea, italiana y veneciana que me ha ayudado a entender mejor las características, constantes y peculiaridades de todo tipo de este país.

Comentarios

jecuevas ha dicho que…
Me alegra ver que existe mayor permeabilidad visual entre ambos locales de la que había interpretado en la primera observación del plano de planta. Abriendo la imagen con más detalle he observado los vanos acristalados en lo que en un principio creí un muro corrido... ya voy perdiendo agudeza visual.

Buena elección de materiales y diseño de mobiliario. Disconforme en lo expresado en el último párrafo: espacios así los he encontrado en las pocas ciudades de España, Francia o Italia que haya podido estar.
RCI ha dicho que…
Su agudeza visual, estimado Cuevas, aquí se ha demostrado más que en forma, sus señalamientos no dejan duda de ello. Yo creo que Gottardi, hace referencia a no estar ajeno a esas similitudes que has visto en Europa, más bien lo que hace propio del lugar es el estudiarlo para las condiciones propias de La Habana, en el resto del mundo también se harán así los buenos proyectos; el clima, la cultura, la historia de ese entorno, etc.

El juego de reflejos y transparencias es sutil y no se ve desde todos los espacios y varía según incida la luz sobre ellos y ha jugado y explotado mucho esos efectos, creo que si bien son buenos recursos universales, es precisamente eso lo que le hace estar bien ahí y no en una segunda planta o en la terraza de un centro comercial, habría sido diferente pero tendría que emplear las mismas preguntas de clima, materiales, entorno, etc. En fin que creo como dices que no es "unico" del mundo, más bien diriamos: que lo que lo hace casi "unico" en La Habana es haber tenido en cuenta esas condicionantes.
LP ha dicho que…
Estimado jecuevas, el merito de gotardi en esta obra es precisamente haber insertado de forma satisfactoria estos codigos europeos, que alguna vez estuvieron presente en la arquitectura cubana. La cubania de este lugar y su referencia dentro de la habana viene dado de antemano por el valor intangible de esta esquina, quizás la mas famosa de la Habana, por su historia, por La Engañadora de Jorrin, por su cercania a importantes edificios, hoteles, entre ellos uno de los más antiguos de La Habana, El Telegrafo.
Es cierto que una local como este también los he visto en barcelona, madrid ó paris pero, en mi opinión, está muy logrado, la cubania no solo radica en repetirnos a lo cubano, sino en enriquecer nuestros esquemas con conceptos que funcionan.
jecuevas ha dicho que…
Que conste, mi comentario no quiere en absoluto desmerecer el trabajo de Gotardi. Yo me dejo guiar por mi impresión al observar las imágenes. Seguro que mi larga ausencia del ambiente habanero influye a la hora de captar la atmósfera que tan bien retrató Alejo Carpentier en "La Ciudad de las Columnas".

Gracias a HBN y a lázaro pérez por exponer sus bien fundados criterios.

Un cordial saludo.

Entradas populares de este blog

Silent Witnesses: Modernity, Colonialism, and Jean-Claude Nicolas Forestier's Unfinished Plans for Havana

Julia León Lacher, en "Hablando de Espacio".