Talleres Universidad de Villanueva. Manuel Gutiérrez, 1956





En el año 1956 se construyó en los predios de la Universidad Católica de Santo Tomás de Villanueva uno de los primeros edificios prefabricados edificados en Cuba, los Talleres y Laboratorios de Ingeniería Eléctrica y Mecánica de la Universidad de Villanueva.

El edificio fue proyectado por el arquitecto Manuel R. Gutiérrez, quien era partidario de la prefabricación como medio de abaratar los costos de las edificaciones. El proyecto fue prefabricado en su totalidad y contó con la participación de los ingenieros Mario Suárez y Fernando Munilla. El costo del edificio fue de 400,000 pesos. El edificio recibio un premio del Instituto Americano de Arquitectos (AIA) en consideración a sus avanzadas concepciones de diseño. Los laboratorios y talleres se encuentran ubicados en la 5ta Avenida entre las calles 174 y 176 en el reparto Siboney, Ciudad Habana.









Manuel Gutiérrez se gradúo de arquitecto en la Universidad de la Habana en 1948 y ocupó la cátedra de Diseño en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de la Habana entre 1951 y 1952. Luego pasó a desempeñarse como profesor de la cátedra de diseño de la Universidad Católica de Villanueva hasta 1959. Gutiérrez fue formado enteramente dentro del Movimiento Moderno y sus obras reflejan las experiencias de los postulados de este movimiento; él fue uno de los arquitectos más versátiles dentro del movimiento moderno cubano. Proyectó varias residencias importantes como la Casa Ingelmo (1954) y también edificios de apartamentos, pero la obra que lo encumbró en el campo de la arquitectura fue el Edificio de la Universidad de Villanueva.

En 1961 emigró a Puerto Rico, donde desarrolló su concepto de viviendas prefabricadas en diversas urbanizaciones. Se mudó a Miami en 1977 y fundó junto a sus dos hijos la firma Gutiérrez Architects. Falleció en la ciudad de Miami en el año 2006, a la edad de 81 años.

Por: Arquitecto Cheo Malanga
Fotos: Remigia Tuero y archivo
Tomado del Imparcial digital


Interior del vestíbulo de entrada, portada de la revista Herencia.



Planta

Nota: La AIA (sección de La Florida), premió también en 2004 la casa Ingelmo, premio "paso del tiempo"



Ver Arquitectura Cubana - Varios en un mapa más grande

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Dice Juan de las Cuevas cuando se refiere a esta obra en su libro "500 años de construcción en Cuba"

Este, edificio, sería el primero en Cuba de hormigón prefabricado,
según expresó su autor porque en este proyecto las unidades eran iguales en un número considerable y lo hacían posible y económico. Diseñó las columnas en forma
de rombos por razones constructivas, estéticas, de aislamiento solar y ventilación.
De esta obra, escribió el renombrado arquitecto Eugenio
Batista:
"Como en toda obra de arte, los tres aspectos más significativos
de este edificio dependen mutuamente unos de otros a tal extremo, que resulta difícil hablar de ellos por separado.Me refiero al aspecto visual externo, al sistema constructivo de grandes unidades prefabricadas, y a la
utilidad de los famosos rombos para modular la iluminación
exterior. Esas tres cosas no pueden haber sido concebidas
por separado, sino que habrán surgido de la mente de su autor como Atenea brotó de la de Júpiter;
lanza en mano, escudo al brazo y yelmo en la cabeza."

Saludos y muy buen artículo. Arq. DBB
Anónimo ha dicho que…
Creatividad desarrollada al máximo, sin dejar al azar los detalles. Libertad expresada de la mente del creador y de su entorno social. Capacidad empresarial y de ejecución de obras para la posteridad.

Entradas populares de este blog

Silent Witnesses: Modernity, Colonialism, and Jean-Claude Nicolas Forestier's Unfinished Plans for Havana

Julia León Lacher, en "Hablando de Espacio".