Un museo de arte contemporáneo para La Habana.



Estudio para la localización de un museo de arte contemporáneo en La Habana.

 El artículo analiza las posibles localizaciones de un museo de arte contemporáneo en La Habana. El método empleado en la investigación incluyó la definición de las tendencias de desarrollo de la ciudad, la definición de requerimientos para la localización y el emplazamiento de un museo a partir de fuentes documentales, la validación de dichos resultados a partir del estudio de ochenta ejemplos internacionales, la exploración preliminar de posibles zonas y terrenos para la inserción de un museo. El estudio demostró que la desembocadura del río Almendares y principios de Línea, es la zona más conveniente en cuanto a los requerimientos urbanos y las necesidades de la institución. Las autoras consideran que ante nuevas circunstancias y necesidades, tanto de la ciudad como de la institución, los resultados podrían ser diferentes, aunque la metodología podría seguir siendo válida. Vol 35, No 1 (2014) Revista Arquitectura y Urbanismo AU.

Comentarios

Amtuma ha dicho que…
Muchas felicidades por este Proyecto hermoso. Proyecto que ha sido fruto de dos especialistas de primera línea en la Arquitectura cubana. La Habana lo necesita, el Arte contemporáneo lo necesita. A continuar !. Éxitos !.
Anónimo ha dicho que…
No creo que La Habana necesite un museo de arte contemporaneo, el concepto en si es de hecho anacrónico por defecto. Un museo no es otra cosa que un cementerio, un principio de origen burgues con un proposito exclusivamente contemplativo que despoja las obras de arte de su funcion esencial. la ideo de Museo de arte contemporaneo que vemos florecer desde ya hace 40 anos no responde a otra cosa que al mercado de consumo del arte, y sus espacios, asi como su funcionamiento dependen cada vez mas "del shopping" como garantia economica de estos centros.

El arte contempraneo sobre todas las cosas deberia dejarse en espacios y lugares alternativos y no necesariamente institucionales. Solo asi se podra tener un arte contemporaneo critico y dinamico, no fijado en imagenes de cartas postales ni en anuncios turisticos publicitarios. Ademas, si se tiene en cuenta cuanto cuesta el mantenimiento de un museo y su logistica en terminos de seguros, energia etc, se daran cuenta que lo mas conveniente seria repensar que puede ser un espacio dedicado al arte contemporaneo.

Guggemheim Bilbao,el Centro Pompidu, Whitney, Reina Sofia, etc. son espacios privados y funcionan con fondos privados en la mayoria de los casos. Incluso el Louvre de Paris funciona por donaciones y complejas estructuras financieras para mantener su funcionamiento ademas de que es uno de los centros mas visitados del mundo con un numero impresionante de visitantes por dia.

Asi que, en lugar de mirar o proponer proyectos que no se acuerdan a la realidad, deberia mas bien hacerse un proyecto colectivo en el que puedan repensarse de manera interdisciplinaria los espacios de exhibicion, performance, teatro, musica, dansa contemporanea etc...

Fabian Martinez

Entradas populares de este blog

Julia León Lacher, en "Hablando de Espacio".

Silent Witnesses: Modernity, Colonialism, and Jean-Claude Nicolas Forestier's Unfinished Plans for Havana