Propuestas cubanas para el Faro a Colón. Concurso de 1928


A fines de los años 20 se realizó un concurso internacional para edificar el “Faro a Colón”, en “La Española” (Santo Domingo), que contó con la participación de arquitectos de mas de 48 países y que en un principio estaba destinado solo para arquitectos europeos y de Estados Unidos, pero dada la gran influencia que tenia el colegio de arquitectos cubanos, estos hicieron un llamado desde la Habana, para que toda las Américas participaran de este concurso y así fue, la participación en el mismo se extendió a todo tipo de credo, raza y religión. El proyecto ganador resultó ser el presentado por un arquitecto ingles. La construcción del Faro debió haber comenzado en la década del 30, pero avatares de todo tipo, guerra mundial incluida y dado que el financiamiento debía correr a cargo de varios países, hicieron que hasta la década del 80 no se terminara de edificar, quedando inaugurado para los fastos del quinto centenario de la llegada de Colón al “nuevo mundo”.

 Muchos ademas recordamos este concurso por los novedosos proyectos constructivistas rusos para este concurso, a través de nuestro querido historiador de la arquitectura, profesor de tantas generaciones de arquitectos cubanos: Roberto Segre, recordaba que la revista del colegio de arquitectos de Cuba, no hiciera mención de los proyectos soviéticos, sin embargo tampoco él nos mostró los proyectos cubanos, quedando estos en el olvido.

Al menos siete arquitectos cubanos de la época presentaron (en un inicio se inscribieron varias decenas) solos o en equipo, propuestas para edificar el “Faro a Colón”, nombres tan destacados Esteban Rodríguez Castells, recordado por haber sido el autor del conocido edificio Bacardi, en La Habana, Manuel de Tapia Ruano, Mira y Rossich, Manolo Copado, etc. Proyectos eclécticos, con influencias “Decó” y muy significativos como pedían las bases del concurso para un monumento de estas caracteristicas. Con esta breve reseña quiero rescatar algunos de los proyectos presentados por los arquitectos cubanos, de aquella dorada primera mitad del SXX.

Detalle de la “linterna” que coronaba el proyecto presentado por Esteban Rodríguez Castells.

Proyecto de Esteban Rodríguez Castells: Una gran esfera terrestre, símbolo este junto a la Cruz, con el que suele asociarse el almirante Cristóbal Colon, sobre la que están colocadas 21 estatuas que simbolizan las nuevas repúblicas americanas que nacieron en el nuevo mundo, una reproducción del farol de popa de la “nao” de Colon, hace las veces de una esbelta “linterna” que remata el monumento, Una franja de mármoles en relieve rodea la esfera por su ecuador, donde se detallaban los hechos mas simbólicos acaecidos en los 400 años posteriores a la llegada de Colón, una gran estatua de bronce de este ultimo lidera el conjunto al que también incorpora otras de conquistadores y adelantados que le acompañaron. Un pórtico de aspecto monumental, daba paso al interior del conjunto, una gran cúpula elíptica de planta en forma circular, que albergaría en su centro el monumento funerario a Colon, iluminado este desde un un oculo central y nervaduras de bronce en el techo y llevar luz a todo el interior. Un gran calendario azteca y grabado en el pavimento alude a una de las culturas precolombina americanas. Otras cinco plantas albergarían museos e instalaciones varias, llegando hasta la “linterna” donde estarían ubicadas las instalaciones para las señales acústicas y lumínicas propias del “Faro a Colón” y un mirador.

Por: RCI

Otros trabajos que compitieron desde Cuba para la construcción del “Faro a Colón”:

Equipo formado por Manuel De Tapia Ruano, Manuel Copado, Enrique L. Varela 


Equipo formado por Ricardo Mira y Miguel Rossich

Comentarios

Entradas populares de este blog

Silent Witnesses: Modernity, Colonialism, and Jean-Claude Nicolas Forestier's Unfinished Plans for Havana

Una obra de Carlos J. Miranda Cuadra. La Habana, 1958.