Colegio de Abogados - Aníbal Flores Jenkins, 1956




En 1955 el colegio de abogados con sede en La Habana Vieja, celebra un concurso para un nuevo edificio, que funcionaria ademas como seguro y retiro del gremio de abogados, modalidad muy extendida entre los colegios profesionales de la epoca, ubicado en la flamante zona administrativa de la plaza cívica, luego llamada plaza de la revolución.

El concurso para oficinas y sede colegio y seguro de abogados, fue ganado por un joven y desconocido arquitecto: Aníbal Flores Jenkins, quien parte de un definido y modulado cubo volumétrico, que a su vez fragmenta proporcionalmente a las funciones que alberga el edificio, un volumen más bajo dividido en tres niveles, que entra y sale del nivel de fachada, permite además de sombrear la fachada, aligerar el fascinante cubo superior, al que siempre le he visto un aire a la “casa del fascio”, de Terragni. Como arquitectos asesores de la “caja de abogados” estuvieron la firma de “Maruri & Henares”, el contratista de la ejecución del edificio fue el ingeniero Pedro de Mena.

En 1962 finalmente se trasladó hasta allí el colegio de abogados, pero como el resto de colegios profesionales, también fue eliminado luego de un siglo de existencia por el nuevo gobierno “revolucionario”, y cambió de funciones, donde había abogados hoy hay policías: la sede de la dirección nacional de la Policia Nacional Revolucionaria.

Por: RCI


 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pedro P. Mantilla y Ma. Teresa Fdez. Selles. La Habana

Julia León Lacher, en "Hablando de Espacio".